Suscríbase a la newsletter de Longchamp

Noticias, eventos en boutique y ofertas especiales.

Al suscribirse a la newsletter, acepta las condiciones de la política de privacidad.

Savoir-Faire

Un savoir-faire único

La historia de Longchamp

Una historia familiar desde 1948

Fundada en París en 1948 por Jean Cassegrain, la Maison Longchamp sigue perteneciendo a su familia, que continúa a los mandos de la empresa. Los bolsos, las maletas y los accesorios Longchamp son reconocidos a nivel internacional por su savoir-faire y calidad. La oferta de la Maison se extiende actualmente a las colecciones de prêt-à-porter, zapatos y gafas.

La audacia de un estanquero parisino

En pleno centro de la capital francesa, en el Boulevard Poissonnière, comienza una de las historias más hermosas de la marroquinería. En los años 40, Jean Cassegrain, hijo de un estanquero, retoma el estanco de su padre, Au Sultan. Recurre rápidamente a los artesanos de cuero con más talento de París y revoluciona el universo de los accesorios para fumadores: crea la famosa pipa revestida de piel, inmortalizando un objeto ya convertido en culto, y firmando así su entrada en el universo del lujo.

Longchamp, una saga familiar

Hablar de Longchamp es escribir una historia familiar. La de la familia Cassegrain, que ha heredado la pasión por el cuero y la creatividad del fundador de la Maison: Jean Cassegrain. Actualmente, Longchamp lo gestiona la segunda y tercera generación. Al frente de la Maison, figuras dinámicas respaldadas por la solidez familiar para hacer de Longchamp una marca de prestigio internacional.

Los talleres Longchamp

Cada uno de sus bolsos y artículos de marroquinería exige una serie de operaciones minuciosas. Los talleres siguen buscando desde hace décadas el acabado perfecto, haciendo de cada bolso y accesorio una pieza única del savoir-faire Longchamp. Asimismo, la Maison se compromete a preservar su savoir-faire, tal y como lo demuestra la implementación de programas de formación específicos y de aprendizaje en las regiones que acogen los talleres Longchamp en Francia.