<<<<<<< HEAD
=======
>>>>>>> f8061743307cffe2467968413da71fd1d84ea189

HISTORIA FAMILIAR

Prêt-à-porter

Prêt-à-porter

La prenda, accesorio del bolso.
 

Más allá de las maletas y accesorios, Longchamp decide en 2006, ampliar su campo de investigación al prêt-à-porter femenino. Una actividad de la que se encargará la hija de Philippe CASSEGRAIN, Sophie DELAFONTAINE, Directora Artística. La línea diseñada bajo su dirección presenta detalles emblemáticos heredados de la marca, tales como presillas y ribetes que se multiplican en materiales robados a la marroquinería. Aquí, la prenda complementa al bolso.
A house devoted to craftsmanship

A house devoted to craftsmanship

The House of Longchamp’s move from tobacco to fine leather goods required it to restructure its small-scale production methods. “Cottage industry” manufacturing had reached its limits and Jean Cassegrain immediately set about finding a supplier. He called on the services of Emile and Marie-Louise Allet: this craft-making couple, based in Segré near Angers, employed a dozen expert workers. Jean Cassegrain asked them to produce card holders. This trial run was a success and marked the beginning of a fruitful collaboration between Longchamp and the Segré workshop.

Segré, five letters sewn in leather

The family workshop belonging to the Allets soon became too cramped. In 1959, Jean Cassegrain decided to open a major workshop at the heart of Segré: Emile Allet took over the production reins. Parisian employees were gradually invited to join the Angers adventure.
 

The House of Longchamp’s move from tobacco to fine leather goods required it to restructure its small-scale production methods. “Cottage industry” manufacturing had reached its limits and Jean Cassegrain immediately set about finding a supplier. He called on the services of Emile and Marie-Louise Allet: this craft-making couple, based in Segré near Angers, employed a dozen expert workers. Jean Cassegrain asked them to produce card holders. This trial run was a success and marked the beginning of a fruitful collaboration between Longchamp and the Segré workshop.

Segré, five letters sewn in leather

The family workshop belonging to the Allets soon became too cramped. In 1959, Jean Cassegrain decided to open a major workshop at the heart of Segré: Emile Allet took over the production reins. Parisian employees were gradually invited to join the Angers adventure.
 

Un Cassegrain con firma Longchamp

Un Cassegrain con firma Longchamp

Las pipas revestidas de piel de Jean Cassegrain llevan el sello Longchamp desde su creación.
 

Esto es debido a que uno de sus primos, que poseía una franquicia en Orleans, utilizaba ya el patronímico «Cassegrain»: por lo que decide asociar a su enseña la imagen de un molino en referencia a su apellido "casse-grain", sinónimo de molino en francés. En la imaginación de Jean Cassegrain, esta figura del molinero le evoca uno de los últimos molinos de París, situado al fondo del hipódromo de Longchamp. Y dado que el medio ecuestre siempre ha estado naturalmente ligado al savoir-faire guarnicionero del cuero, el nombre Longchamp se impone por su propio peso.
Una marca hípica
Ya solo queda por crear la firma legendaria de la Maison. Es entonces cuando Jean Cassegrain le pide al ilustrador Turenne Chevallereau un logo hípico para una marca épica. Así es como Chevallereau dibuja un grácil caballo envuelto en un halo de ensueño y de poesía. Un emblema que acompañará siempre a la marca.
Zapatos

Zapatos

Los zapatos representan la continuación lógica del desarrollo de Longchamp. 

Desde 2012, las colecciones de zapatos aumentan cada temporada: bailarinas, zapatos de tacón, sandalias, botas, botines, zapatillas de deporte… 
Bajo la dirección de Sophie Delafontaine, los detalles emblemáticos de la Maison se multiplican en modelos a veces disponibles en ocho y hasta en diez colores. Las colecciones se complementan con los bolsos y el prêt-à-porter Longchamp de temporada.
La misma elegancia francesa y el savoir-faire son la base de los zapatos Longchamp. Piel, savoir-faire francés, humor, calidad, feminidad, modernidad y creatividad son los valores clave. 
1948 : LA AUDACIA DE UN ESTANQUERO PARISINO

1948 : LA AUDACIA DE UN ESTANQUERO PARISINO

En pleno centro de la Capital, en el Boulevard Poissonnière, comienza un día una de las más extraordinarias historias de la marroquinería. 

En los años 40, Jean Cassegrain, hijo de un estanquero, recupera el bar-estanco de su padre: ‘Au Sultan’ es entonces un lugar apreciado por los parisinos y las fuerzas aliadas. No obstante, con la retirada de las tropas, se encuentra con la cuestión de cómo liquidar el stock de pipas, antaño tan apreciadas por los soldados. Jean Cassegrain centra entonces toda su atención en el revestimiento de piel de las pitilleras. Este talento de observador le inspiraría una idea luminosa…
Nacimiento de la legendaria pipa revestida de piel
Contrata lo servicios de los guarnicioneros de más talento de París y revoluciona el universo de los accesorios para fumadores: crea la famosa pipa revestida de piel inmortalizando un objeto ya convertido en culto y firmando así su entrada en el universo del lujo. En 1948, amplía su colección y toma la decisión de crear su propia Maison de Accesorios, a la que bautiza con el nombre de Jean Cassegrain & Compagnie. Los negocios van viento en popa: lo mejor de la sociedad parisina se prenda por los accesorios de lujo, revestidos de piel, lacados e incluso personalizados como la Pipa Lady, creada para las mujeres con madera de George Sand.
El arte del Pliage

El arte del Pliage

Desde su creación en 1993, el Pliage se convierte en un símbolo propiamente dicho de la marca Longchamp. 

Su mérito, la proeza técnica que representa, capaz de conciliar el peso de una pluma con la robustez de un bolso. Un proyecto en el que Philippe Cassegrain llevaba trabajando desde los años 70. Diseña una línea de maletas confeccionadas en nailon caqui, que recubre poco a poco de piel de cerdo, embelleciéndolas pero sin sobrecargarlas.
En busca de la forma ideal
Consciente de la innovación que representa este material en el mundo de la marroquinería tradicional, Longchamp decide ampliar la gama: neceseres de baño, maletas o incluso bolsos de viaje... Longchamp es el precursor en la comercialización de maletas de nailon. Este descubrimiento, bautizado entonces como nailon revestido de piel, es la alternativa perfecta a las maletas demasiado frágiles o pesadas. En busca de la forma ideal, aliando belleza estética y sentido práctico (condición indispensable de los grandes viajeros), Philippe Cassegrain llegará incluso a inventar el Xtra-Bag, un bolso auxiliar plegable en cuatro fácil de guardar en un simple neceser. Con el afán de mejorar este innovador concepto, Philippe Cassegrain, continuará así experimentando hasta diseñar el famoso Le Pliage ®.
El elogio de la simplicidad
La colección Le Pliage ® invade las calles una mañana de 1993. La sencillez de una idea se impone a las leyes de la física: tela, una solapa con botón a presión y dos asas dotadas de pequeños enganches de piel de Rusia color México... y un bolso que se pliega y se despliega a voluntad.  Un estilo nunca visto que causa furor por igual entre hombres y mujeres de todas las generaciones.
Un vivero de creatividad  
Basado en un concepto sencillo pero extremadamente original, le Pliage presenta un número infinito de combinaciones potenciales. Materiales innovadores, bolsillos transparentes, estampados de época... Al igual que un lienzo en blanco en manos de un artista, el bolso acepta toda clase de propuestas creativas por parte de la Maison.
En la actualidad… 
Los fans del bolso Le Pliage Cuir de Longchamp tienen motivos para estar contentos: no solo el bolso plegable de piel se declina cada temporada en un arco iris de nuevos colores sino que también se enriquece con nuevas piezas.
Longchamp propone también Le Pliage Cuir personalizado tanto en bolsos como en neceseres - personalización que se puede efectuar a través de la página www.longchamp.com o directamente en la tienda. Desde el formato hasta el color principal pasando por los detalles del bolso, todo es personalizable… el forro y las iniciales, perforadas o repujadas son el toque final para hacer de cada bolso una pieza única. 
Roseau

Roseau

Todo comenzó con el Roseau. 

Una forma sencilla y sofisticada, realzada con un cierre de bambú. Tras la elegante celebración del 20º aniversario de este bolso con el Roseau Héritage, Longchamp lanza el ROSEAU BOX. Una nueva versión en piel de vacuno sublimada por un charol brillante y transparente, que revela la pátina delicada de la piel realzando los colores.

PARIS PREMIER

PARIS PREMIER

Un cabás sobrio y estructurado que se inspira en los elementos arquitectónicos típicos del barrio. Su línea gráfica evoca las hileras de arcos que desfilan a lo largo la rue de Rivoli y de Castiglione.

Este bolso cabás marca una alianza entre Longchamp y el primer distrito de París, donde la Maison no cesa de reinventarse desde hace décadas. Su nombre es una declaración de amor por París, sus líneas, una ilustración de un savoir-faire único. Para Longchamp, el bolso Paris Premier es todo un símbolo. Encarna las raíces parisinas de la Maison y su maestría en un material noble: la piel.

Qr Code WeChat
  1. Enregistrer l'image
  2. Ouvrir le scanner d'image sur Wechat
  3. Choisir l'image dans votre album